Jesús Tria, de 62 años, falleció tras un accidente de tránsito antes de llegar a la sede de la Corporación Venezolana de Guayana.

Este miércoles, 17 de julio, falleció el segundo jubilado que se disponía a retirar una caja de productos del CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), que desde el lunes entregan en la sede de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Jesús Tria, de 62 años de edad, salió en horas de la madrugada de su vivienda para hacer cola en la CVG y estar entre los primeros en recibir la caja de alimentos. Sin embargo, el vehículo donde se trasladaba, un camión 350, chocó con un autobús a la altura del Centro Comercial Mamy, en Alta Vista.

Tria, quien estuvo adscrito a la Gerencia de Bienes e Inmuebles de la CVG, sufrió traumatismos en varias zonas del cuerpo y fue trasladado a un centro médico privado de Puerto Ordaz, donde falleció. Su acompañante resultó herido y fue trasladado al Hospital Uyapar.

Este es el segundo jubilado que muere en el contexto de la jornada dispuesta por la CVG para entregar las cajas CLAP, por las que jubilados y pensionados se han sometido a largas colas y horas de espera.

El lunes 15 de julio falleció Alexis Becerra, de 68 años, jubilado de Sidor, tras sufrir un infarto mientras esperaba en cola, bajo el sol. Luego de este hecho, al día siguiente activaron en la CVG ambulancias y una mayor atención para los pensionados y jubilados en el lugar, contando con paramédicos, toldos y sillas.

Jubilados y pensionados que asistieron el martes a retirar sus cajas, comentaron que estas atenciones obedecían a lo ocurrido con el sidorista.

“No es posible que uno tenga que someterse a esto”, comentó un jubilado de Maderas del Orinoco, tras retirar su caja, cuyo contenido fue: cuatro paquetes de harina de maíz, cuatro de arroz, cuatro de lentejas, tres de caraotas, 15 de espaguetis de 200 gramos, uno de azúcar, uno de leche en polvo y un litro de aceite. Todos los productos provenientes de México.

El percibir un salario mínimo y hasta menos como jubilación o pensión, incumpliéndose las tablas salariales de los contratos colectivos, ha obligado a los jubilados y pensionados a sustentarse de estos productos que son entregados cada cierto tiempo, sin regularidad, para paliar la asfixia económica.

Este miércoles, la entrega correspondió a 4.149 jubilados y pensionados de Venalum, Cabelum, Ferrocasa, CVG-Matriz, CVG Internacional y Tubos sin costura. En total fueron más de 10 mil jubilados de estas estatales, además de Sidor Bauxilum, Carbonorca, Ferrominera, Comsigua, Briqueteras del Orinoco y Maderas del Orinoco, los que recibieron los productos.