Región

Varias zonas de la capital de Bolívar permanecían este miércoles sin servicio eléctrico, en otras sectores se registraron fluctuaciones de voltaje.
En la reunión con diferentes sectores gremiales y de la sociedad civil, también plantearon lo referente al Arco Minero y a los indígenas masacrados al sur del estado.
La Asamblea Nacional debatió este miércoles lo ocurrido en Kumarakapay y en Santa Elena de Uairén, poblado que el régimen mantiene militarizado y amenazado.
Habitantes de Santa Elena de Uairén aseguran que deben pagar a militares y a la comunidad de San Antonio de Morichal para poder cruzar a territorio brasileño o regresar al país.
La frontera con Brasil, por el sur del estado Bolívar, era uno de los puntos para el ingreso de insumos y medicinas. En cambio, hubo represión armada y un saldo de cinco asesinados, entre ellos tres indígenas pemones.

Template by JoomlaShine