Aseguraron que aún reciben billetes de baja denominación, pero al intentar comprar con ellos en los mercados de Ciudad Guayana no son recibidos.

“Hoy es el billete de 200 bolívares, mañana será el de 500 bolívares, y así seguiremos con esta situación”. Así lo denunció Miguel Gozo, transportista de la línea Orincar, sobre el problema con los billetes con denominaciones menores a Bs. 500. Primero fue con el de Bs. 100, ahora es el de Bs. 200, según usuarios, algunos choferes no están recibiendo como forma de pago, mientras estos denuncian a comerciantes formales e informales de no aceptarlos.

Ciertamente, en diferentes comercios de Puerto Ordaz y San Félix hay hasta avisos en los que advierten que no aceptan billetes de Bs. 50, 100 y 200. Recientemente la Alcaldía de Caroní hizo una fiscalización y colocó carteles que indican que sí los recibirán. Pero el problema viene desde mucho antes, y esa imposición no dura mucho, y no han podido controlarlo.

“Esos billetes los seguimos recibiendo, pero el sector comercio no nos lo recibe. ¿Dónde están las autoridades en Caroní? Les hemos pedido para, aunque sea, nos hagan una feria donde nos reciban este cono monetario, pero hacen caso omiso, pero sí hacen el ataque al sector transporte de que no reciben el cono monetario, eso es falso”, denunció Gonzo,

Solo algunos comercios asiáticos les reciben esos billetes. Sin embargo, el interés es comprar en efectivo a buhoneros, por obtener productos, como una harina PAN, a menor precio.

“Pero resulta que el efectivo que tenemos es este, billetes de 50, 100 y 200 bolívares. Lo que estamos haciendo es desgastar nuestras unidades, porque ni siquiera recibimos el beneficio de cauchos, batería, aceite, ellos dicen que sí, pero yo no lo he recibido. Más bien estamos asustados porque no podemos mantener nuestras unidades”, agregó.

Posible desalojo

La semana pasada, transportistas advirtieron sobre un posible desalojo que haría la Alcaldía de Caroní a las líneas privadas de transporte en la plaza del Hierro, en Puerto Ordaz, la cual funciona como terminal de transferencia, y se ubican dos paradas de los buses de tránsito rápido (BTR).

Fabiola Medina, presidenta de la línea Orincar, calificó de acoso la actitud de la Alcaldía desde hace al menos tres meses. Afirmó que fueron instaladas unas mesas de trabajo en las que no ha habido resultados, ya que estas “son más bien unas mesas políticas”.

“Estamos prestos a trabajar mancomunadamente en una real mesa de trabajo para llevar los problemas de vías, botes de agua, no podemos prestar el servicio dentro de las comunidades porque las rutas están en completo deterioro. Si nos quieren sacar de la plaza, que se nos convoque a una reunión, tenemos años trabajando acá, hacemos vida con Transbolívar, donde se crearon terminales de transferencia cuando estaba el exgobernador Francisco Rangel Gómez y Julio Almeida como presidente de Transbolívar, hicimos un trabajo mancomunado, por qué ahora se quiere tomar una decisión diferente”, cuestionó Medina.

“No hemos recibido desalojo, pero tampoco reubicación, si es que vamos a ser reubicados. Les recordamos que transportamos a la gente que trabaja y hace vida en la zona, lo que tienen es un amedrentamiento, y respuesta es lo que necesita el pueblo, el sector transporte, que somos pueblo también”, agregó Gozo.