Romain Nadal, embajador francés, visitó la UCAB Guayana este miércoles, donde sostuvo un encuentro con estudiantes y profesores.

El embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal, aseguró este miércoles, ante un grupo de estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Guayana, que la posición de su país frente a la situación venezolana “no es de indiferencia, pero tampoco de injerencia”, al tiempo que otorgó un papel “preponderante” a la sociedad civil como agente de cambios trascendentales en el panorama internacional.

El representante del Gobierno francés realizó una visita a la institución universitaria, en la que -en principio- sostuvo un encuentro con el vicerrector de Extensión, Arturo Peraza Celis, s.j., junto a los miembros de su equipo y -más tarde- protagonizó un conversatorio con los estudiantes, titulado Prioridades de la diplomacia francesa en 2019 en un mundo inestable e incierto.

Romain Nadal expresó su interés por una acción “más eficaz” de su país a una solución pacífica para la crisis venezolana y aseguró que, con ese propósito, le gustaría haber participado en las negociaciones que se llevan a cabo en Barbados, donde se encuentran representantes del Gobierno de Venezuela y la oposición; “pero no me corresponde”, aclaró.

“Sé que ustedes perciben el proceso diplomático como demasiado lento”, respondió a una pregunta de un estudiante de la UCAB Guayana. “Cada vez que hay una crisis política, humanitaria o una catástrofe natural, la población reacciona inmediatamente, los medios de comunicación también y el tiempo diplomático es siempre percibido como ineficaz. Y lo entiendo. Yo también estoy frustrado, porque quisiera ser más eficaz en el apoyo de mi país a una solución pacífica para la crisis venezolana, por ejemplo”, explicó Nadal.

Nuevo ordenamiento mundial

El funcionario francés aseveró que “la diplomacia hoy es un escudo o una herramienta importante para tratar de dominar y controlar el caos que amenaza el ámbito internacional, marcado por la incertidumbre, el trastorno, la fragmentación y la presencia de una multiplicidad de actores, que -hoy por hoy- definen las formas de hacer política exterior”.

Cualquier salida democrática

Afirmó que “la negociación en Barbados es la negociación de los venezolanos. Son ellos los que están fijando los parámetros y principios, para llegar a un acuerdo político; pero les puedo decir que estoy pendiente e intercambiando mensajes con todos para favorecer, apoyar, decir que podemos dar garantías y llegar a un acuerdo e informar a mi gobierno para que tome una posición y trate, junto a los miembros de la Unión Europea, una salida negociada”.

“Mi gobierno apoyará cualquier tipo de solución consensuada entre el gobierno y la oposición venezolana; pero sólo los actores involucrados pueden decidir sobre este acuerdo en esta negociación”, destacó el embajador.

Sobre el tema de la migración, enfatizó que Francia acoge a 200 mil personas de otros países cada año y que 100 mil de ellas son admitidas por asilo político. Calificó la migración como un tema sensible, que se debe tratar “con humanidad y también con realismo”.

“La recepción de migrantes -agregó- implica un esfuerzo de toda la sociedad para integrarlos social y económicamente: vivienda, educación, trabajo, sanidad y acceso a la alimentación equilibrada, y no todas las sociedades están listas para esto”.

Romain Nadal enumeró como prioridades para la diplomacia francesa en 2019 “primero, el mantenimiento de la seguridad y de la paz, porque de ahí depende la vida de los pueblos y las sociedades” y, segundo, el reforzamiento del multilateralismo o instrumentos de regulación de las relaciones internacionales, como la ONU y el Consejo de Seguridad, por ejemplo. Incluyó, además, la reducción de las desigualdades económicas a nivel mundial, la crisis climática, la transformación de Europa con la construcción de la unión de Estados y el intercambio cultural. (Coordinación de Comunicaciones | UCAB Guayana)

Template by JoomlaShine